Turismo: El pronóstico para el vereano 2020 en Argentina es alentador

Tanto en Villa Carlos Paz como en Mar del Plata la ocupación hotelera llega al 75% y aumentan los días de estadías. El “dólar turista” es clave para los operadores.

El primer fin de semana del año promedió una ocupación del 75% en dos de los polos turísticos de Argentina en época estival como Villa Carlos Paz y Mar del Plata.

El denominado dólar turista es una de las explicaciones que los operadores le encuentran a la afluencia de turismo interno en los distintos destinos del país.

Asimismo, también se nota un incremento en la cantidad de días que los turistas permanecen alojados en estos destinos.

LA VILLA CON MÁS TURISTAS QUE EN 2019

Según adelantó la Secretaría de Turismo de Villa Carlos Paz entre visitantes y los propios cordobeses generaron una intensa actividad en restaurantes, confiterías y en las salas teatrales, que en varios casos presentaron sus localidades completas.

Asimismo las autoridades turísticas la ciudad serrana destacaron que si se lo compara con el año pasado el incremento es del 25% para los primeros días de enero.

En este sentido se destacó que fue importante el buen tiempo con sol a pleno y temperaturas superiores a los 32 grados, que ofrecieron noches ideales para el paseo y distracción.

UNA COSTA CON PLAYAS REPLETAS

Las playas colmadas hasta el atardecer y las filas de turistas durante la noche frente a las principales salas teatrales del centro alimentan las expectativas de los operadores turísticos y del gobierno de Mar del Plata de cara al resto de la temporada.

Las reservas hoteleras en el arranque del año promediaron entre el 70 y el 75 por ciento, según estimó el presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, Avedis Sahakian, quien consideró que “son números bastante buenos para los primeros días”.

“Si bien el punto fuerte es entre el 8 de enero y el 15 de febrero, a nivel de lo que se puede ver en la calle y en los comercios, hay mucho arribo de turismo” dijo Sahakian a Télam.

En ese sentido, estimó que estos primeros indicadores permiten pensar en “una buena temporada por delante”. Sahakian confirmó además que, al igual que en los últimos veranos, “la tendencia en permanencia de los turistas habla de estadías de 4 o 5 días”.

“Si bien es muy temprano para hablar de números oficiales, tanto en la calle como en los comercios y en las playas, la percepción es que está claro que hay más gente que el año pasado”, dijeron las autoridades del ente turístico local.

En ese sentido, destacaron que los niveles de arribo de turistas que dejó diciembre último, con casi 830.000 visitantes, un 4,4% más que en 2018, y la expectativa de que la tendencia impacte de manera favorable en los dos meses más fuertes del verano.

Read Previous

Marco Palacios: “La revolución de los aviones fue una mentira flagrante.

Read Next

Latam: tarde, mal y sin el menor atisbo de contar con una política profesional de Relaciones Públicas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *