ECOLOGIA para ECOTURISMO. Por Andres R. Rodriguez.

“Ecología para Ecoturismo” (800 terminos, 200 figs, 325 pags), es un intento de ofrecer a los participantes en actividades en la Naturaleza un texto que una los conocimientos cientificos que antes estaban empaquetados en Biologia, Ecologia, Arquitectura bioclimatica, Biogeografia, etc.  y hacerlos disponibles para personas que necesitan comprender la funcionalidad de lo que visitan, sin entrar en demasiadas complejidades.

Aún arrastraramos remanentes del territorialismo de monos y homínidos, de tribus, ciudades-estado y feudos. Con ese lastre, la cultura humana es un mosaico colorido, contradictorio y disfuncional, no un sistema functional mundial. El ecoturismo es una via de aceitar las ruedas dentadas de la chirriante mundializacion. No se puede pensar en humanidad con mentes incapaces de pensar fuera de ciertas cajitas del saber: la asignatura, la profesión, la escuela, el departamento, el ministerio, la semana que viene. 

El mundo está disfuncionando en compartimentos estancos, en parte gracias a tantos formados por “sistemas educativos” que no son sistemicos, proyectados a crear expertos que trabajan en departamentos vinculados por rígidos organigramas. Rara vez se conciben como partes de fluidos ecosistemas. Es en la educación (formal e informal) donde hay que tomar las acciones mas enérgicas si queremos cambiar la presente situación comprometida. No será en las cumbres y reuniones de expertos donde cambiará el rumbo: será en la mente del educando, y ello solo se derivará de darle sistematicidad al sistema educativo.  No mas cumbres, mas libros.     

Para una persona recientemente formada en las aulas de escuelas de Hoteleria, “Ecoturismo” es un producto que se vende a los turistas, para que lo “consuman”. Su enfoque es de mercadeo y de business administration.

Pero el turista que va en un tour, no ve en ello una mercancia. Lo siente como forma sensorial de aprender, de comprender con sus sentidos al modo de sus ancestros, en contacto tactil, visual y olfativo con la naturaleza. Para un gestor de un Parque Nacional, usar el turismo para conservar es la via para obtener ingresos y gestionar la sostenibilidad del area.

Luego del terremoto de la pandemia, veremos si la “industria” del turismo lo quiere comprender:  No es industria, es cultura, educacion e informacion.

    

Read Previous

Argentina: La Legislatura aprobó la eximición del pago de Ingresos Brutos para la gastronomía.

Read Next

Colombia reabre oficialmente al turismo internacional